Review: Todesstoß - Abwegnis 121

Encontrar en el Black Metal un estilo de arte como una corriente artistica es algo común por así decirlo, pero sin tener que hacer mención de conceptos satánicos o misantrópicos. Es decir, que exista una variación entre la música así como la representación artística visual como la fotografía o la misma pintura. Hoy en día esa variación ya es inusual, pero hay quienes aseguran que existe una posible relación, es lo que conlleva al Black Metal en un mundo moderno.

Black Metal surrealista, Black Metal abstracto, o hasta quizás Black Metal expresionista, estas clase de etiquetas es muy fácil de mencionarlas en bandas cuyas proveniencias son de Francia y Alemania con un contenido equilibrado entre el arte visual y la música, pese que ambas terminaciones corresponden a corrientes de arte, pero, ¿Por qué esto no sucede en Black Metal?, eso era solo una especulación en un principio no fue hasta que existieron bandas con estos temas, pero aun necesitaban un complemento para poder ejercerlo. Abwegnis 121 es un ejemplo de Black Metal surrealista por dos cosas, la música y el arte.

El arte de Martin Lang básicamente está muy ligado al mundo surrealista y abstracto, en su página web se puede apreciar algunos de sus trabajos, de esta manera, podemos hacer una mención de su trabajo fotográfico de clase surrealista, estricto sin limitaciones, en la música tiene un gran variación, nada de confusiones con diferentes complexiones, dramaticemos de este modo: Un habitación llena de puertas, ventanas, escaleras, hacia cualquier dirección, tomando la molestia de poder ver cada escalera, súbitamente puesta en diferentes planos, prevaleciendo el tiempo y en vez del espacio.

La música no está nada mal, estilo áspero y rugoso, poco difuminado y borroso, además de que cada riff de guitarra es muy diferente, original sin tener que tener repeticiones absurdas, además de un uso de elementos fuera del Black Metal tornándolo más misterioso y lúgubre, llena de incertidumbre. Esto se puede notar en uso extraño de afinaciones, algunas son precisas mientras que otros son mal afinados apropósito. Podemos decir que si existieran partituras, los signos que conforman no tuvieran especificaciones de tal modo que, las partituras tuvieran esas extrañas formas no visibles cuando se está leyendo. Eso lo hace más particular, ya que cada pieza de música es diferente y cada canción es diferente a su adyacente estructura, cada parte es diferente en todo sentido.

En algunos casos se puede confundir que la base sea una experimentación, pero si ya he mencionado acerca de una partitura, entonces se deja esta idea de la experimentación, más bien seria como una película versátil del arte surrealista, y es así como algunas personas confunden este álbum con definiciones experimentales. Visto de otra manera podemos desentrañar la voz, suicidal vocals, esa es el estilo de narración, también podemos mencionar la batería, que es bastante notorio, es el cambio de tiempo. No existen variables de ambiente, ya que lo común dentro del arte surrealista cuando se es expresado en la banda sonora se asegura el dark ambient como primer plano subyacente a unas escenas estrictas, pero en este caso son los riffs pausados, con palm mute como la pausa breve sin riffs prolongados o golpes fuertes. He notado esos detalles sobre la guitarra y les menciono que hay una parte donde los riffs me recuerdan a un álbum de Beherit salvo la voz.

Este en un ejemplo de Surrealistic Black Metal para quienes únicamente pensaban que el Black Metal no es arte o que se puede mezclar con las artes del mundo común.
-Erika_Ill_LLN

3 comentarios:

  1. TODA LA RAZÓN, ADEMAS EN UNA CANCIÓN HACE TRIBUTO A JORG BUTTERGERIT, AUTOR DE EL REY DE LA MUERTE, CINE DE HORROR INDEPENDIENTE ALEMAN. MUY BUENA ESTA BANDA.QUE GUSTO QUE ALGUIEN APRECIE ESTE ARTE

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir la reseña, mande a pedir su ultimo trabajo "Unverweslich" a ver que tal
    Saludos,

    ResponderEliminar