Review: Deathspell Omega - Drought


La banda por excelencia, sinceramente no esperaba escuchar nada mas de este grupo después de su apabullante "Paracletus", el cual es una obra maestra del genero que muy pocos entendieron. Pero bueno, iniciemos primeramente con el artwork del disco, el cual destila refinación, oscuridad y maldad como el resto de su discografía (recuérdese Kénôse), soberbio como pocos y que expresan mucho todo aquello que la banda representa. Olvídate del Corpsepaint, olvida las actitudes fanfarronas, picos, hachas, machetes y ve tú a saber que mas parafernalia inútil de la que se regodean una gran cantidad de Blackers, Deathspell Omega representa a la perfección la verdadera esencia de la concepción primaria del Black Metal. Música no comercial y con mucha fuerza, actitud fría y lejana y un fuerte sentimiento misántropo ya que de ellos "no hay información concreta, solo rumores".



Primer tema con el cual se dio a conocer este EP, nótese de primera instancia que Deathspell Omega siguen siendo los mismos aun después de 2 años del último álbum. Rapidez y riffs pocos convencionales con el que abre el tema, dándonos a entender que agarraron el termino Black Metal y le subieron la apuesta a niveles insospechados, a no ser por la clásica estructura Blackera, uno podría tener el sentimiento de que esto no es Black Metal per se, sino una combinación de elementos extremos que a muchos podrían atiborrarle la cabeza con esas ya características estructuras complicadas, basadas básicamente en riffs y blastbeats, algo similar a lo ocurrido con Messhugah.



"Scorpions and Drought" otro tema que destaca por su fiereza y esos requintos poco convencionales, potente y que representa muy bien la dirección en la cual se va encaminando el disco. Si bien ya desde su "Si Monumentum Requires, Circumspice " se noto ese distanciamiento al Black tradicional, con este disco deja entrever mucho que ya no regresara otro "Infernal Battles" o el "Inquisitors Of Satan", que a pesar de ser muy buenos discos, no se comparan con esta segunda época de la banda. La entrada de Miko Aspa le sentó muy bien a la banda, y de esto estoy hablando de aproximadamente 10 años, o sea, ya corrió bastante agua bajo el puente. Johann y Shaxul no regresaran y el viejo proyecto llamado Hirilorn no renacerá, así que amantes de lo extremo, ya saben, compra obligada, aunque claro, si no te gusta la formula de Deathspell Omega y no te gustaron los anteriores, ni te acerques, es mas de lo mismo, si eres novato en la escena, acércate con mucho cuidado, aquí no hay sonidos similares a las bandas Mainstream (Dimmu Borgir, Behemoth), pero si eres veterano y fan de la banda (como yo), ya te hiciste de tu copia y solamente estas leyendo esto para ver que puntos negativos puedes debatir en review caseras como esta. Como sea, bastante recomendado. Hasta la Próxima.

Arkhon

1 comentario:

  1. Siempre busco algo diferente...y x ahi mencioaste a Messhugah. me llama mucho esta reseña..

    ResponderEliminar