Remake de Evil Dead 2013




¿La película aterradora que has experimentado? No, ni de lejos. Me di mi tiempo, vi minuto tras minuto, efecto tras efecto y soporte esa historia tan insípida sobre una mujer peleando de una manera trágica sobre su adicción a las drogas. Al parecer, la mejor manera de combatirlo era viajar lejos a una cabaña en medio de la nada, con un apestoso olor y un extraño libro que obviamente no traería nada bueno. Cliché en una palabra.



Desgraciadamente, la firma de Sam Raimi en esta película es prácticamente nula y lo que tenemos aquí es un compendio apelmazado de manera muy forzada de cine malísimo de clase B (por contradictorio que se oiga). Hay gore, hay sustos, hay persecuciones, hay gritos y la tipa del sótano sigue siendo tan temible como en la película original, pero no cumple el cometido de satisfacer a aquellos que tuvimos una excelente impresión acerca del Evil Dead original. No está esa sensación incomoda de ver al venado reír, o al soliloquio del protagonista consigo mismo ante el espejo, la bizarra escena de la mano o la de la novia bailando. Aquí tenemos gente que se mutila... y nada más. El factor locura fue sustituido desagradablemente por sangre y viseras de muy mal gusto que mas allá de impactar, da risa de lo absurdo que esta película te plantea el miedo más digno de película como Hostal o la Masacre en Texas que de joyas como El Resplandor, La Profecía o la ORIGINAL Evil Dead (ironías de la vida estimado lector).

No vale la pena seguir dedicando mas líneas acerca de una película que su propio sustento es el origen de su propia desgracia. Lástima, tenía mucho potencial, junto con los Remakes de películas míticas Pesadilla en la calle del Infierno y La Profecía, se enlista derechito al precipicio de la indiferencia y el olvido. Mejor consíganse Anabelle, vale más la pena.

Hasta la Próxima.

Arkhon.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario